Ir al contenido principal

¿MIS VICIOS SON MÁS FUERTES QUE MIS SUEÑOS?



   Hace unos días cayó en mi mano un artículo que me hizo reflexionar sobre algo que me frustarba desde hace años en mi profesión. En el explican el comportamiento de los deportistas hacia ciertas conductas que, corrigiendo, aumentarán su rendimiento. Y lo que es más surrealista, estos deportistas lo saben y aún así no lo hacen o no consiguen hacerlo.
   Dormir ocho horas, una dieta saludable, protocolos de recuperación (soltar, estirar, los entrenos suaves,etc.), un buen calentamiento antes de competir, etc. Todas estas rutinas y otras muchas mejorarían, está más que comprobado, el rendimiento de los deportistas que, con continuidad las introdujesen dentro de su rutina diaria y que, a priori, no supondrían un gran esfuerzo.


   " Carmen es una biker de 35 años que prepara los campeonatos de España de su disciplina. Ella es muy disciplinada con el cumplimiento de sus entrenamientos; dispone de poco tiempo entre semana y sabe que cada entreno es importante. Sabe también que a diferencia con muchas de sus rivales debe ser muy disciplinada con su alimentación y su descanso ya que a falta de horas para entrenar, estas deben ser de más calidad y necesita estar al 100% para completar los objetivos de cada sesión"

   Tal y como decía antes, los deportistas (populares y no) saben lo importante de comer bien, el descanso de calidad (sueño) y la recuperación psicológica con actividades sociales adecuadas. A pesar de ello, muy a menudo suceden unos "episodios de sobrentusiasmo", normalmente después de grandes esfuerzos (de gran volumen o de alta intensidad), en los que el deportista considera que "no pasa nada" por hacer una interrupción en los hábitos correctos en su preparación; sea alimentación, saltarse algún entreno sin la supervisión de su entrenador, etc.

  " Carmen tiene una competición el sábado, una competición que valdrá para saber como va su preparación de cara a su objetivo. Ella cumple con sus entrenos y alimentación de forma escrupulosa, con alguna carencia en sus horas de sueño pero por motivos laborales.
   El sábado realiza una prueba excelente, su objetivo está un poquito más cerca y la ilusión crece. Sin embargo se olvida de realizar sus ejercicios post               competición que le ayudarán a acelerar la recuperación del esfuerzo y además; se zampa un plato rico en grasas saturadas y azúcares simples (una pizza de salami)"

   Normalmente l@s entrenadores, nutricionistas, psicólogos deportivos; bombardean a sus pupil@s con información sobre los beneficios del sueño, la dieta saludable y multitud de datos que confirman que su rendimiento aumentará si siguen estos consejos. Pero, tal y como dice el artículo, probablemente la información que estos entrenadores transmite, esté mal enfocada ya que los deportistas consideran que los cambios que implican estos buenos hábitos, a corto plazo, no merecen la pena y no son capaces de mantener la continuidad de los mismos.

   < Carmen escucha todos los días de su entrenador: "el descanso es el entrenamiento invisible"; "la calidad de tu energía está en lo que comes" "cuando toque, entrena lo suficientemente despacio para, cuando toque, poder entrenar lo suficientemente rápido" etc. A pesar de ello el "poder de la pizza, el instagram y netflix estaba por encima de todo esto>

   Los deportistas profesionales cumplen estos consejos de hábitos saludables en un porcentaje muy alto, su sueldo depende ello y tienen, en muchas ocasiones, toda una infraestructura a su alrededor que está pendiente del cumplimiento de los mismos. Son los deportistas populares los que tienen más dificultades  a la hora de llegara a casa y después de ocho horas de trabajo y dos de entrenamiento, preparar algo saludable para cenar, tener tiempo suficiente para socializar y dormir las horas aconsejadas.

   < Carmen trabaja a jornada partida y no llega a casa hasta las seis. Durante el invierno no le queda más remedio que hacer entrenamiento indoor de lunes a jueves y llegando la primavera, tiene que darse prisa para aprovechar la hora y media que le queda de luz. De regreso de su sesión, es "dificíl" no caer en la tentación de la "comida rápida" de vez en cuando; además, "me lo merezco".>

   Los remordimientos y los beneficios del cambio son las primeras razones para ser constante en los hábitos; pero el cambio en un comportamiento instaurado en nuestra rutina es más difícil de lo que parece.
   El analista del comportamiento Bill Beswick plantea un modelo en el que analiza:

   1. La credibilidad: Hay que ser creíble pero conociendo la realidad del atleta; en la mayoría de las ocasiones ser demasiado científico no sirve de nada.
   2. La fiabilidad: Si el atleta no confía en tú trabajo cualquier cosa que le digas va a ponerlo en duda.
   3. La intimidad: Es el nivel de compenetración con el atleta. Entender lo que hace y por qué lo hace para poder enfocar los cambios


   < Después de su pizza Carmen se plantea que a partir de la semana próxima se pondrás más estricta con su dieta; el nivel e intensidad de tus objetivos es el que determina el nivel de sacrificio para conseguirlos>

   Una buena estrategia, plantea Beswick y que a mi en ocasiones me funciona, es evitar centrarse en las emociones negativas y plantear al atleta ejemplos de otros deportistas de éxito (ídolos) que sí cumplen con estos hábitos y buenas conductas.

   <¿Sabes Carmen? Nino Schurter, a pesar de lo que cuelga en su instagram, sigue una dieta muy controlada para sacar el mejor rendimiento tanto en sus entrenos como en sus competiciones.>


   Establecer objetivos a corto plazo sin empezar por rutinas o hábitos que en primer momento supongan un cambio radical, puede valer para dibujar un camino de inicio hacia la continuidad. Por ejemplo pasar de las seis a las siete horas de sueño, establecer de forma predeterminada tres cenas pautadas antes de los entrenos importantes; y observar los beneficios.
   Nadie es perfecto y cualquier cambio en una conducta es mucho más difícil que simplemente planteárnoslo. No podemos frustrarnos por no lograrlos a la primera, pero debemos ser conscientes que variando ciertas rutinas de forma progresiva nos acercaremos un poco más a aquello que tanto anhelamos.

 












Comentarios

Entradas populares de este blog

¿POR QUÉ ENTRENAR SIN NO TENGO OBJETIVOS DE COMPETICIÓN A LA VISTA?

   Durante el confinamiento muchos de los deportistas, tanto profesionales como amateurs se mantuvieron activos motivados por todas las competiciones calendadas o aplazadas para la "nueva normalidad". Pero resulta que esta nueva normalidad les deparaba más suspensiones que celebraciones las cuales, están siendo anecdóticas. El por qué de suspender en el último momento una prueba; cuando no variaban las condiciones con respecto a semanas anteriores y los contratiempos de viajes, entrenos, reservas, etc... daría para otro post, pero no es el objeto del que nos ocupa. De hecho, muy a mi pesar, soy de la opinión que debería haberse suspendido todo hasta la llegada de una vacuna. Cuando digo TODO, también hablo de la liga profesional de fútbol.    El tema es que la desidia inunda a muchos de los deportistas cuando tienen que enfrentarse a una programación de entrenamientos sin un horizonte claro de pruebas deportivas; y ya sabemos que la incertidumbre no es buena compañera. En ca

EL DESCANSO, EL MEJOR DE LOS DOPAJES

   Después de años analizando los métodos de entrenamiento utilizados por muchos deportistas populares que pasan por primera vez por nuestro centro, hay un error que se repite en casi todos; la falta descanso. Muchos siguen planificaciones idénticas o modificadas de deportistas profesionales sin tener en cuenta que su jornada laboral, obligaciones familiares/sociales, etc suman una carga que deben tener en cuenta en su programación, sobre todo en la programación de su descanso. Descansar es entrenar, "el entrenamiento invisible", muchas veces el más difícil de cumplir para los deportistas: "¿Cómo no he conseguido mejor sensación-resultado en la prueba si he cumplido todos los entrenamientos al pie de la letra?     No, no has cumplido todos; te ha faltado cumplir el descanso. Cuando tenías descanso has aprovechado para cortar 1000 metros cuadrados de césped, salir con un amigo despacio, hacer el entreno que te habías saltado la semana pasada, probar la "só

Un entrenador desde dentro

    Mil veces he planeado escribir esta entrada, novecientas noventa y nueve decidí no hacerlo. Supuse que no se me entendería y eso podría enfadar a alguien. No descarto que esto último suceda, pero creo que es importante que la gente conozca la realidad de nuestro trabajo.    La mayoría de nosotr@s soñábamos de pequeños con ser entrenadores, en mi caso fue cuando comprobé que como ciclista no llegaría muy lejos 😆😆.     Ésta es una profesión vocacional, no la entiendo de otra manera. Cuando no es así, malamente podrás ganarte la vida con ella.    Abrirse camino, al menos en España, es difícil. Es un país donde todo el mundo opina sobre todo y sin conocimiento de causa. No hay más que escuchar las noticias cuando hablan de tu especialidad (sea cual sea). Vamo, que todos alguna vez hemos pensado: ¿qué carallo están contando?.  Pues nuestro sector, el de la actividad física, no se salva: Tod@s saben de:    La mejor forma de hacer abdominales, entrenar la hipertrofia, reducir el volumen